Libro de Girado: en pos de otro orden global tecnológico

13 noviembre, 2021

“La dependencia china en origen de las normas ajenas, su trabajo de independencia posterior para difundir sus estándares por el camino que la misma China crea e impulsa (la Belt and Road Initiative, BRI) (…) es natural, en sentido estrictamente capitalista, que culmine en un choque de intereses con los hegemones que ocupan los lugares de privilegio”, escribe el economista Gustavo Girado en su libro “Un mundo made in China”, que presentó anoche junto al embajador argentino en Beijing, Sabino Vaca Narvaja.

Girado dirige el posgrado Estudios de China Contemporánea en la Universidad Nacional de Lanús y este su segundo libro sobre China (el primero fue “Cómo lo hicieron los chinos”, premiado en el país asiático) acaba de ser publicado por la editorial argentina Capital Intelectual.

Con un interesante prólogo del profesor Chen Cai, de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sudoeste de China (SWUST), quien hace referencias a la Teoría de la Dependencia y a sus límites, que invitan a renovar el debate, dijo, valorando en ese sentido el aporte de Girado, y otro del diplomático Eduardo Zuain, el libro aborda el desarrollo tecnológico chino, los problemas de la dependencia y la lucha por la autonomía científica, la cuestión del 5G —entre otras nuevas tecnologías—, las disputas globales y el llamado “desacople” tecnológico global.

Girado plantea que hoy “China aparece más atenta a las oportunidades que se le presentasen para convertir las tecnologías indígenas en estándares internacionales”. Y analiza el campo normativo como generador de menos dependencia tecnológica.

Su libro arranca desde las guerras del Opio, cuando debutó violentamente la dependencia china de Occidente, un derrotero que se fue revirtiendo desde 1949 y que estudia hasta la “dependencia estratégica con escalas en la independencia y la interdependencia”, en un debate que incluye estándares, patrones y normas. Y recuerda que ya el gran inventor alemán Werner von Siemens decía, dos siglos atrás: “¡El dueño de los estándares posee el mundo!”.

Una idea sugestiva del trabajo es que puede haber un correlato entre el cuestionamiento actual a “las democracias liberales de Occidente”, por su falta de respuestas a los desafíos del siglo XXI, y el hecho de que “se vuelven más controversiales a su vez las normas liberales que han dado forma a la globalización”.

También analiza la iniciativa de La Franja y la Ruta en clave de normas y estándares, más allá de la conectividad vía infraestructuras, y las condiciones de posibilidad del llamado “desacople”, un escenario de fragmentación globalizador si persisten las disputas por el control de las altas tecnologías (sobre todo las TIC, aplicadas a la información) entre EEUU y China. En ese sentido, la cuestión de los semiconductores y el caso Qualcomm en China es ilustrativo y bien descripto para marcar el sentido de la puja más importante de la actualidad.

Desde Beijing Vaca Narvaja alabó anoche la carrera de Girado y la “rigurosidad” de sus investigaciones sobre China, y destacó el foco del libro en la estandarización como un aspecto poco visible y poco analizado en otros estudios. “Una de las cosas que más impacta es cómo hizo China para, en un período tan corto, estar a la vanguardia de varios vectores tecnológicos” o “liderar el registro de patentes tecnológicas”, dijo. “El proceso tiene varias aristas, pero Girado acierta en identificar cómo se dio ese proceso. En ese sentido, es un libro imprescindible”, señaló.

Categorías: Ciencia y Tecnología

PUBLICAR COMENTARIOS