Presentación del libro “Historia del Caballero Encantado”

20 abril, 2021

En un evento simultáneo en Madrid, Beijing y Shanghai, el jueves 22 de abril el Instituto Cervantes presenta el libro “Historia del Caballero Encantado”, con el texto original de Lin Shu y la traducción al español de la sinóloga Alicia Relinque.

El libro fue editado para América Latina por la editorial argentina-china Mil Gotas, conducida en Beijing por el escritor cordobés Guillermo Bravo, y por Ginger & Ape para el mercado español.

Cuenta con prólogos de los escritores Luis García Montero, Andrés Trapiello y el embajador de España en China, Rafael Dezcallar, más numerosas notas y una minuciosa introducción a cargo de la traductora.

La presentación tendrá lugar en el marco del Festival Literatura con Ñ y el Festival de Literatura de Shanghai. Mientras Relinque, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, y el editor Antonio Ruiz se conectarán desde España, en Shanghái se encontrarán el vicepresidente de la Asociación de Escritores de Shanghái, Sun Ganlu y el especialista Chen Kaixian. Además, se contará con la presencia de la cónsul general de España, embajadora, Carmen Fontes. En Beijing estarán presentes el embajador de España en China, Rafael Dezcallar, los cervantistas Zhao Zhenjiang y Dong Yansheng, además del editor jefe de The Commercial Press, Chen Xiaowen. Cerrará el acto Hu Waitao, embajador de China en España.

La obra, publicada originalmente en 1922 en Shanghai, es la primera versión de Don Quijote de la Mancha en chino. Lin, que no hablaba ni leía español ni otro idioma occidental, tradujo el clásico de Miguel de Cervantes, tras escuchar lo que Chen Jialin le contaba. Su amigo lo había leído en inglés, por lo que, entre errores, invenciones y reinterpretaciones, Lin de alguna manera “reescribió” el primer Quijote en mandarín.

Alicia Relinque comenta que “descubrimos a un don Quijote más maestro que caballero, un cura hecho médico; la piedad filial -tan apreciada en China- se desliza por sus páginas, y esos encantadores de cabellos desgreñados, cabalgando sobre nubes negras y acompañados de una bruma helada, que persiguen al héroe, más parecen inmortales taoístas que nigromantes”.

La especialista en literatura china Lucila Carzoglio, explica que “en aquella época, según ha estudiado el profesor Kaixian Chen, ni el nombre ‘Don Quijote’ ni el personaje eran conocidos.

Relinque  detalla que “solo la élite que había viajado a otros países y conocía otras lenguas podía acercarse a la obra de Cervantes. Fue entonces cuando, en su afán de dar a conocer la literatura extranjera al tiempo que renovaba la propia, Lin Shu abordó la ardua tarea de su traducción”.

Reseña

Por Lucía Carzoglio

Entre el encantamiento de Don Quijote y el redescubrimiento de una traducción Por Alicia Relinque Con el atractivo título de Historia del Caballero Encantado (Moxia zhuan), en 1922 se publicó en China por primera vez El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, en una traducción realizada por Lin Shu en colaboración con Chen Jialing. No es de extrañar que esta primera traducción no llevara el nombre de Don Quijote en el título. Como muestra el profesor Chen Kaixian, en su artículo «La recepción de Don Quijote en China», en aquella época ni el nombre «Don Quijote» ni el personaje eran conocidos. Solo la élite que había viajado a otros países y conocía otras lenguas podía acercarse a la obra de Cervantes. Fue entonces cuando, en su afán de dar a conocer la literatura extranjera al tiempo que renovaba la propia, Lin Shu abordó la ardua tarea de su traducción, a partir de unas versiones inglesas. Y aquel «hombre apegado a las antiguas tradiciones que gustaba de usar lanza y adarga, caballo veloz y perro cazador, [que] veneraba el pasado», irrumpió en la escena literaria china dándose a conocer al gran público. Pero, si nadie duda de la importancia de Don Quijote ¿qué sentido tenía verterlo de nuevo al español? Relativamente pronto, la traducción de Lin Shu dejaría de ser leída, en buena medida porque utilizaba la lengua clásica, una lengua de gran complejidad y caída en desuso, pero, sobre todo, caída en desgracia. Los ataques furibundos contra esta traducción por parte de algunos representantes de la Nueva Literatura, la condenaron al ostracismo. Sin embargo, el Instituto Cervantes – en la persona de Inma González Puyno quiso dejar escapar la ocasión de descubrir cómo habían visto los chinos por primera vez a ese «Caballero Encantado». De hecho, esta versión suele ser mencionada como El caballero mágico, debido a una de las acepciones del carácter mo, «magia», de su título. ¿Había convertido Lin Shu a don Quijote en un mago capaz de encantar a quienes a él se acercaban? La sorpresa ha sido descubrir hasta qué punto los traductores chinos fueron capaces de captar la pasión de don Quijote por su amada Dulcinea, el deseo de libertad de Marcela, los divertidos lances de Sancho, la increíble historia del impertinente Anselmo y su amigo Lotario, el enredo amoroso de Luscinda, Cardenio, Dorotea y Fernando, y muchas de las cosas que el gran Cervantes nos quiso relatar. Pero también descubrimos a un don Quijote más maestro que caballero, un cura hecho médico; la piedad filial -tan apreciada en China- se desliza por sus páginas, y esos encantadores de cabellos desgreñados, cabalgando sobre nubes negras y acompañados de una bruma helada, que persiguen al héroe, más parecen inmortales taoístas que nigromantes. Las más de 600 notas con que acompañamos la edición, señalan las diferencias entre el original y su versión china, apuntan posibles interferencias literarias y culturales chinas en la novela de Cervantes e introducen una explicación de las numerosísimas citas (chengyu) utilizadas por Lin Shu, para poder comprender cómo esos dos mundos, el de Cervantes y el de Lin Shu, se entremezclaron para proporcionarnos hoy una nueva perspectiva de esta obra inmortal. Historia del Caballero Encantado, traducción de la Primera Parte del Quijote, se publica en dos formatos: una edición a cargo de la Commercial Press de Pekín, con la traducción original de Lin Shu junto a su versión española y un estudio introductorio; y una edición conjunta entre Ginger Ape Books & Films S. L. y Editorial Mil Gotas, en la que además de la traducción y el estudio introductorio, se incorporan las notas explicativas.

La aguada que aparece en la portada es obra del artista Liu Bangyi, quien ha donado el original a la Biblioteca Miguel de Cervantes de Shanghai. La obra será presentada al público ese mismo día.

Categorías: Cultura

1 COMENTARIO

PUBLICAR COMENTARIOS