QR hasta para limosnas

Sociedad

alt

En metrópolis como Beijing y Shanghai, y ahora hasta en pueblos recónditos del interior, el pago electrónico a través de un código QR en el celular es la opción con mayor proyección para todo tipo de transacciones, desde compras de viviendas hasta comida callejera o aun limnosnas, una revolución que podría llevar al papel moneda a la extinción en el país que lo vio nacer, dice una enviada a China de Ámbito Financiero.