Sistema de crédito por comportamiento

Sociedad

El diario La Voz informa que en doce ciudades China testean el sistema de crédito social (SCS), “que premia y castiga a las personas según sus actos cotidianos”. Comparado por Occidente “con la serie ‘Black Mirror’”, se trata de “un programa de puntaje desarrollado hace siete años y que se espera poner en marcha de manera total en 2020.”

La Voz explica que “no hay una propaganda masiva sobre el programa. La mayoría de los más de 1.300 millones de chinos se enteran de que el programa está en marcha cuando su radio de acción comienza a verse limitado. El bajo puntaje puede ser motivo para perder la ayuda gubernamental, no calificar para un crédito bancario, dificultad para conseguir trabajo o quedarse sin los descuentos que ofrecen las compañías aéreas.”

Consultado sobre el tema, Patricio Giusto, del Programa Ejecutivo de China Contemporánea de la UCA, afirma que “desprovisto de una intencionalidad política, es probable que este sistema tenga más ventaja que desventajas en términos de su contribución al orden social”, y agarega que “quizás un sistema así sólo pueda ser aplicado en un país con la dimensión, recursos y sistema político de China.”