Debatieron temas de género y cultura en firmas chinas

Empresas

Se realizó ayer en la Cámara Argentina China el seminario Género y cultura en empresas chinas, con un panel integrado por Marilina Carlini (ICBC), Verónica Cuello (Sinopec Argentina), Eva Blanco (escritora y exportadora de vino) y Georgina Sticco (Consultora Grow, género y trabajo). La moderadora fue Alejandra Conconi, quien trabaja junto a Margarita Escuder (Cofco) como coordinadoras de la Comisión de Recursos Humanos de la entidad empresaria.

Cada una de las panelistas expuso experiencias personales y laborales mediante las que se comentaron algunas cuestiones relacionadas a conflictos de géneros y de choque cultural tanto en Argentina como en China.

La presencia de Eva Blanco en el panel fue fundamental para aprender sobre valores y costumbres chinas relacionadas con la cultura de trabajo en China y el rol de la mujer como madre y como trabajadora, además de cómo estos roles se ven influenciados por la ubicación geográfica dentro del país asiático, incluso en diferentes ciudades de una misma provincia.

Ante preguntas del auditorio, tanto Marilina Carlini como Verónica Cuello pudieron contar experiencias laborales en las que sus empresas buscaron adaptarse al protocolo chino o argentino para ser más amena la relación. Verónica mencionó por ejemplo un Comité de diversidad que tiene Sinopec para ocuparse de estas cuestiones, mediante el cual también organizan eventos para sus trabajadores en caso de las fiestas tradicionales de cada parte con comida típica de ambos países para un mayor conocimiento e integración. Por su parte, Marilina definió que, si bien tuvieron una persona especialmente designada que se ocupó de explicarle a los empleados del banco el protocolo chino, “al fin y al cabo, depende de la buena voluntad de cada uno de nosotros, tirando para el mismo lado”.

Tal como definió Georgina Sticco, en este tipo de encuentros se va reafirmando que, al igual que la cultura y las costumbres, el “género depende de diferentes tiempos históricos y geográficos”. Tanto China como Argentina tienen mucho para aprender una de la otra, quedó como una de las conclusiones más importantes.