Poesía china contemporánea en Guadalajara

America Latina

alt

El 2 de diciembre se presentaron en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara las versiones en chino y en castellano de Poesía china contemporánea, antología compilada por el profesor Sun Xintang y el poeta Zhou Sese y publicada en China por Baihuazhou Literature and Art Press y en Chile por Simplemente Editores. Actuó como moderador el escritor chileno Diego Muñoz Valenzuela, comentaron el poeta mexicano Margarito Cuéllar, la poeta china Ming Di y el traductor Pablo Rodríguez Durán, y participaron editores chinos y latinoamericanos ante un numeroso público.

El escritor chino Mo Yan, premio Nobel de Literatura 2012, mandó desde Beijing sus palabras: “América Latina es un continente de poesía y, China, un país de milenaria tradición poética. Los traductores construyen puentes que comunican el alma de los poetas. ¡Van mis felicitaciones por la publicación de la Poesía China Contemporánea!”

La antología es la primera publicación conjunta de poesía entre editoriales china y chilena y reúne obras de 43 poetas chinos contemporáneos representativos de distintas corrientes poéticas: la “poesía oscura”, la “tercera generación”, la “escritura intelectual” y la poesía “coloquial”, más algunos autores jóvenes del siglo XXI.

Esta compilación permite conocer distintas expresiones de la actual poesía china relacionadas con la conciencia de la vida, las experiencias cotidianas, los experimentos lingüísticos y el espíritu vanguardista, según los compiladores Sun Xintang y Zhou Sese. Este dijo: “Durante mi viaje a Colombia y Chile en 2017, Sun y yo decidimos enfrentar el desafío de elaborar una nueva compilación que permitiera el diálogo de la poesía contemporánea china y los lectores latinoamericanos.” Para ellos, la poesía actual china, de tanta dinámica, diversidad y esplendor, bien merece ser parte del horizonte de los amplios lectores de un continente de gran tradición y pasión poética, desde José Martí a Pablo Neruda, de Sor Juana a Jorge Luis Borges.

Margarito Cuéllar comentó que a partir de 2015 cuando le invitaron a participar en el Festival de Literatura de Yunnan, China forma parte continua de sus fuentes de inspiración. “También he tenido el privilegio de haber recibido a varios poetas chinos en Monterrey, presentes en este libro. Los éxitos de la poesía china actual son nada desdeñables. Hoy día cada vez más traducciones empiezan a salir a luz en nuestro continente, son traducciones hechas directamente del chino, lo que es una bendición para los lectores hispanohablantes”.

Pablo Rodríguez, a su vez, expresó su gran pasión por la poesía china en el evento: Dicen que los seres que tuvieron el privilegio de nacer en esa fértil cultura llamada en occidente la China nacen siendo músicos (por sus coloridos tonos) y pintores (por sus caracteres) los cuales queman con su fuego, mojan cuando rebosan de agua, placen, y duelen aquellos donde aparece el corazón latiendo; los techos nos recuerdan a casa , el animal parece estar moviendo sus patas, nos sentimos atrapados por la garra, acariciados por la mano, apremiados por el pie, sometidos por ese infausto radical de enfermedad y de vuelta al bosque cuando abundan los árboles . Orgánicamente el chino se escribe de tal forma que la filología se siente a flor de piel, brota traviesa de los poros del caracter y, más importante aún, conforma un poema en cada uno de estos pequeños seres: los chinos son poetas por el simple hecho de hablar pues el chino es, en sí mismo, una lengua poética, y la poesía, quizás la mayor faena cuando hablamos del malabarismo con las letras y las palabras y la lengua, surge con la naturalidad de quien sabe con una caricia estimular la piel y penetrar en los abismos de las más profundas emociones. Y esta partitura de imágenes a veces viaja también, llevada por vientos oceánicos, por la madre de todas y cada una de las gotas de agua del mundo, acompañada por el viento e inspira a otro ser, en quien se asientan los versos escritos allende su terruño natal y este crea un nuevo poema que lo hace efímeramente poeta, un poema inspirado en el primero: no una copia, más bien una hija; una hija que sea apegada o rebelde, siempre encontrará en la poesía del chino a su ancestro innegable.

Finalmente, Mónica Tejos, directora de Simplemente Editores, expresó su agradecimiento a los participantes y su gran satisfacción de sacar a la luz el libro en colaboración con editores chinos en la víspera de los 50 años de las relaciones diplomáticas entre Chile y China.