El Li y el Fa

Contribuciones

María Francesca Staiano es doctora por la Sapienza-Università di Roma, actualmente investiga en el Instituto Confucio - Universidad Nacional de La Plata y acaba de ser nombrada directora del Centro de Estudios Chinos del Instituto de Relaciones Internacionales de esa universidad. En el último número impreso de Dang Dai escribió sobre de las implicancias del sistema jurídico interno chino en las relaciones sinoargentinas. Y estalece las diferencias entre el derecho consuetudinario y el derecho positivo. En Leer más, artículo completo.

 

-Por María Francesca Staiano

Cuando un extranjero se acerca al estudio del derecho chino tiene que considerar una cuestión fundamental: la estricta relación entre el derecho, la lengua, la cultura, la tradición y la ideología en China.  El sistema jurídico chino usa estructuras e institutos que los ordenamientos occidentales no usan y el idioma tiene una importancia fundamental en la comprensión efectiva de eso. Muchos autores hablan de una “ambigüedad”constante del idioma jurídico chino que genera no pocas dificultades al investigador extranjero.

Además, el sistema jurídico chino se inspira en valores culturales tradicionales que se originan en la ética confucionista y de los cuales no se puede trascender para llegar a un conocimiento profundo de la realidad jurídica de RPCh. De hecho, estos valores todavía actúan en la vida jurídica china con la naturaleza de costumbre, llamados Li (). Los Li se oponen a otra idea de la ley que tiene su antiguo origen en la escuela de los Juristas, y es la entendida como ley positiva, nombrada Fa (): cuando hay un conflicto entre posiciones jurídicas el primer elemento que se aplica es el Li y sólo si no se alcanza una resolución de la disputa con el uso de los Li  se aplicará el Fa. El Fa es, entonces un recurso secundario que señala el fracaso de las partes en desacuerdo en la aplicación de los valores tradicionales.

alt

Confucio, padre de los valores tradicionales

En rigor hoy hay cierto equilibrio entre ambos, con un Fa más volcado actualmente -en su aplicación- al derecho penal y un Li que busca, antes que llegar a la aplicación de la ley normada, resolver previamente los conflictos en las otras esferas del derecho (civil, comercial).

Estos valores se inspiran en una precisa jerarquía entre los principios morales hacia un equilibrio armónico. Pero la gran distinción del sistema de valores tradicionales de RPCh es que se basan en la desigualdad de las fuerzas, la primacía de los derechos colectivos con respecto a los derechos individuales, de la armonía social con respecto a la libertad individual, del deber de trabajar con respecto al derecho de trabajar, del control estatal de la economía con respecto al libre mercado, del respeto de la leadership política con respecto a la desafección política, de las relaciones familiares con respecto a la desintegración de la familia. A ellos se los llama “Valores asiáticos” a partir de la Declaración Regional Asiática celebrada en Bangkok en 1993.

El sistema jurídico chino ha evolucionado  muchísimo sobre todo desde los años '90  cuando China hizo una apertura de su política económica. Esta apertura permitió ingresar en China nuevos valores y la necesidad de propiciar un diálogo con la comunidad internacional. Sobre todo con los Juegos Olímpicos de 2008, China puso en marcha  muchos cambios para convertirse en un país en línea con las normas internacionales.

Las transformaciones de la legislación china, a la luz de los tratados internacionales que China ratificó, son innumerables. Sin pretensión de exhaustividad, haremos un rápido recorrido de las modificaciones  más importantes de estos años, incluyendo las constitucionales que representan seguramente el cambio más visible del ingreso de nuevos conceptos jurídicos.

  1. En la Constitución del 1982, todavía vigente, se estableció que el principal objetivo de los constituyentes sería  concentrar todos los esfuerzos hacia la modernización del socialismo chino, tanto desde el punto de vista de la política como del  sistema económico. A continuación, al Estado socialista se le dio la tarea de llevar a la economía nacional a un importante desarrollo de sus estructuras, de tal forma que se garanticen las necesidades sociales de las personas.
  2. La reforma del 1988, causada por el fuerte crecimiento de la economía que tuvo China en el marco del mercado internacional, inspiró dos novedades: la legitimidad de la economía privada y la posibilidad de transferir a la utilización privada de la tierra pública.
  3. La reforma del 1999 fue una de la más importantes porque se introdujo explícitamente el principio del "Estado de derecho" (art. 5: La República Popular China practica el estado de derecho y construye un Estado basado en el imperio de la ley socialista), y el reconocimiento del valor de la economía individual, que se define como un "importante aspecto constitutivo de la economía de mercado socialista". Acerca del concepto de “Estado de derecho” en China, más conocido como “Rule of Law”, hay una impresionante cantidad de bibliografía en la cual, resumiendo a los mínimos términos, fue criticado el uso de la “Rule of Law” en RPCh como “Rule By Law”, entendiendo que la RPCh usa la ley como poder de gobierno (sumiso al Partido Comunista chino) y no como gobierno sumiso a la ley. De hecho, el tema surgió gracias a la expresión china Fǎzhì (法治), “gobierno de la ley”,  insertada durante  la reforma constitucional de 1999, que ha reemplazado  a la expresión Fǎlǜ guīzé (法律规则)  “regla de la ley”. La traducción a que hemos llegado leyendo con mucha atención el texto de la Constitución, es “gobierno del país en conformidad de la ley”, “construir un país socialista gobernado por la ley”. 
  4. Con la última reforma de 2004 se introdujeron dos principios que reflejan la necesidad de la RPCh de  estar  en línea con los principios básicos aceptados por otros países para promover las inversiones extranjeras en su territorio. El artículo 13 establece que la propiedad privada es inviolable y prevé una indemnización en el caso de expropiación o requisición de la tierra por parte del Estado. En tanto, el artículo 33 proclama que "El Estado protege y garantiza los derechos humanos".
  5. La reforma de la Ley sobre la población y la planificación familiar (2014).
  6. La reforma del sistema de residencia en la RPC, Hukou (2014).
  7. La Ley sobre el sistema nacional de jubilación pública y privada (2010).
  8. La Ley sobre los contratos de trabajo (2007).
  9. Propiedad intelectual (2010).
  10. La apertura de los procesos a los extranjeros cuando hay en causa personas físicas o jurídicas extranjeras (2014).
  11. Las nuevas normas sobre el tratamiento de las personas físicas y jurídicas extranjeras en China (2013).

Otras reformas igualmente  relevantes en el sistema jurídico interno chino son:

Todas estas transformaciones del derecho interno chino afectan a las relaciones entre la RPCh y otros países y muestran una vez más la amplia apertura china. Esto se puede notar sobre todo en los recientes viajes del presidente Xi Jinping no sólo a América del Sur sino también a Rusia y países de Asia, Europa y Oceanía. Con respecto a América del Sur, es clara la intención de China de colaborar más con estos estados, en línea con el programa de cooperación Sur-Sur, y por eso podemos hablar de una doble-apertura en la relación con estos países. También es importante destacar el hecho de que China prefiera siempre basar sus relaciones sobre acuerdos bilaterales y señalar cómo ha variado el status de Argentina: en 2004 era de “socio cooperativo especial”, desde 2005 de “socio estratégico” y desde 2014 de “socio estratégico integral”. Por lo tanto será siempre más importante para Argentina conocer en profundidad el idioma (Ley es palabra, no olvidemos), la cultura china y también el sistema jurídico interno chino para crear un diálogo intercultural más prolijo y un crecimiento constante, cada vez más sólido en esta preciosa relación.