Anuncio
Comunidad | Sociedad | Educación e Idioma | Ciencia y Tecnología | Turismo | Contribuciones | Guias | Agenda | Nosotros | Radio | Contacto | Revista

Haien Qiu da su Respuesta

Cultura

Haien Qiu (II)

Haien Qiu, cantante y actriz nacida en Shanghai y radicada desde niña en Argentina, presenta estos días su primer disco: Respuesta. En la revista Dang Dai de otoño, que acaba de publicarse, fue entrevistada por nuestro colaborador Federico von Baumbach, y Haien contó de su vida, su arte y del proceso creativo y musical de este disco de pop rock electrónico.

 

-Por Federico von Baumbach

La respuesta se despliega en el acompañamiento del sonido de la guitarra. La respuesta se despliega en la melancólica sucesión de acordes esperanzadores, en voces que dictan un optimismo futurista. La respuesta despliega un pop electrónico coral y sensorial, de sentimientos y sensaciones vividas y escuchadas, de músicas e ideas profundas en su trasmisión. Un modo de vida. Espacio de pertenencia.

La respuesta es el disco debut de la actriz y cantante Haien Qiu.

De familia materna china (vinculados también a la música, en especial el piano y el acordeón) y padre taiwanés, Haien Qiu nació en Shanghai pero siendo muy chiquita llegó a la Argentina (Rada Tilly, provincia de Chubut), donde aprendió a tocar la guitarra y tomó clases de acordeón.  Luego formó sus propias bandas y dio presentaciones en escuelas, bares y fiestas, hasta que se instaló finalmente en la ciudad de Buenos Aires. Así, empezó a transitar por la afinación de su gran pasión: el canto.

El proceso creativo y musical del disco pop electrónico coral La respuesta (disponible para escuchar y descargar gratuitamente en el sitio Bandcamp, con una edición también en formato de CD) tiene un momento inicial clave en 2013, cuando Haien viaja a China por primera vez luego de su partida a los tres años: “Luego de mi viaje a China, que fue muy movilizador en todos los aspectos, decidí plasmar lo que estaba viviendo en aquel entonces con un sonido que me remitiera a lo que escuché siempre pero con un toque más moderno y pop. Shanghai me inspiró eso, una amalgama de lo antiguo y lo nuevo. Algo cosmopolita”, contó Haien a Dang Dai.

Con influencias de Radiohead, Beth Gibbons, The Carpenters, Joni Mitchell y Smashing Pumpkins, y la edición de un primer single, “Shanghai”, La respuesta está conformado por seis canciones, todas compuestas por Haien excepto el tema que cierra el disco, “Tu felicidad es mi felicidad”, canción elegida en idioma chino que reversiona una popular melodía de Faye Wong (actriz y cantante china).

La elección de la artista Faye Wong, que conoció a través de la película de Wong Kar- wai Chunking express, contiene y simboliza reminiscencias de la música que Haien escuchaba de adolescente, como una etapa y representación de la mixtura entre lo oriental y lo occidental.

Autodefinida como una compositora argenchina patagónica, en La respuesta participan, además de las voces y coros de Haien y Camil Camil, músicos como Enzo Antoniazzi (guitarras), Emanuel Manso (teclados y programaciones, con quien colaboró en el proyecto musical Armanoid), el integrante de La Portuaria Christian Basso (bajos y maquetas en algunas de las canciones; además, Haien había contribuido en 2011 en su disco La música cura, nominado a los Premios Gardel 2012 como mejor álbum en la categoría World Music), Sergio Chotsourian (guitarras stoner en “Asunto terminal”), Lucas Marti y Esteban Cardenas (guitarras).

El disco fue producido por Haien y el multi-instrumentista, compositor y productor Roger Delahaye (excepto la canción “Espacial”, producida por Emanuel Manso), quien fue una figura muy importante para el armado de toda la estética sonora del material; Roger intervino con los teclados, programaciones y samples en las canciones “Asunto terminal”, “La respuesta”, “Mágico” (primer corte de videoclip realizado por el director Mateo Rojas), “Susurros” y “Tu felicidad es mi felicidad”: “Todos aportaron artísticamente y para mí es un honor haberlos convocado en el material; los admiro mucho. Fue  mi primer álbum solista, que surgió desde un lugar muy personal, íntimo y de autogestión. Me involucré con la producción porque necesito sentirme identificada con el material que quiero mostrar”, señaló la artista acerca del trabajo en conjunto durante la grabación.

Desde su perspectiva compositiva, que abarca el disco y a la vez integra su trayectoria artística a nivel más general, pueden identificarse otras disciplinas que aparentemente no tienen una relación directa con el campo de lo musical, como por ejemplo la música de animación asiática, particularmente las películas de Hayao Miyazaki, la canción francesa o las lecturas de poetas de la altura intelectual de Pablo Neruda, Federico García Lorca y Alejandra Pizarnik, destacadas influencias literarias que de alguna manera están presentes en el arte de generar y conjugar sonidos y combinarlos con la significación de las palabras.

El recorrido sensorial y de ciertos matices rockeros del álbum combina, con la impronta punch de su gusto por el rock y lo psicodélico, la refinada intimidad musical y personal de canciones de corte más autobiográfico, como por ejemplo “La respuesta”, con singulares alteraciones rítmicas en la métrica de las letras, es el caso de “Susurros”, o mezclas de lo real con micromundos de lo irreal, lo ilusorio y el espejismo del instante que fugazmente ya pasó (la canción “Mágico”), sumado a los cuidadosos arreglos en el juego de superposición de voces en “Tu felicidad es mi felicidad”.

Si bien el chino es su lengua de origen, al momento de la composición Haien prefiere trabajar con el español, siente el sentido de su comodidad en el manejo del lenguaje a nivel poético y de la poesía que puede filtrarse en la capacidad de escritura de las palabras, mixturadas con la expresión de lo musical, ya que la sutileza del chino y la efusividad del español, gramaticalmente, se comunican de maneras diferentes, como sucedió con el proceso de traducción del español al chino del single “Shanghai” (también producido por Emanuel Manso).

Si el silencio es parte del lenguaje musical, el silencio también funciona como punto de pasaje hacia del mundo interpretativo de Haien, en la raíz oriental de la búsqueda de la armonía y de la tranquilidad. Y si el silencio es parte del lenguaje musical, el aura de protección que puede ofrecer el acto de producir música también conforma una parte de esa esencia: “Siento que la música me lleva, puedo ver su protección”, canta en el tema “Espacial”.

En la actualidad Haien, que además de la grabación en estudio participó de la mezcla y masterización del material discográfico junto a Felipe Fernández Moreira, se encuentra componiendo canciones nuevas en español, y editará un single titulado “Cables”, que trata sobre la comunicación y el vínculo entre las personas: “En este momento estoy en una fase de composición y armado de mi proyecto y formación. Hasta hace poco estuve tocando en las celebraciones y festejos del Año Nuevo Chino; estoy muy contenta y agradecida con la colectividad, que me invitó a cantar allí, fue la primera vez que sucedió”, dijo la cantante y guitarrista en la entrevista.

-¿Si tuvieras la posibilidad de elegir un sonido que solamente vos pudieras escucharlo, con qué sonido te quedarías?, preguntó Dang Dai.

-El sonido del mar. Porque siempre me crié cerca del mar, estando en China, en Shanghai, y después viviendo en el sur patagónico, en Puerto Deseado, y luego en Comodoro Rivadavia. Y es un sonido que extraño constantemente estando acá en Buenos Aires.

En un compás ilusorio de tiempo en fuga, como una melodía en contrapunto, la brisa del sonido de la respuesta se despliega en el acompañamiento de la última ola de espuma del mar. Como una nota musical personal e intransferible en la peculiaridad de la elección, la melancólica sonoridad de acordes esperanzadores presagian quizá el escenario de la próxima pregunta que vendrá.

Actividad actoral

Haien Qiu ha participado como actriz en diferentes películas, entre las que se encuentran el film Extraños en la noche (2011), el cortometraje Lovbot Love (2012), Mujer conejo (2013), y el documental Su realidad (2014), donde hizo una interpretación junto a otro músico  destacado del rock argentino, Daniel Melingo.

Con referentes de la industria cinematográfica como Wong Kar- wai y Tarantino, entre otros, Haien también realizó la música para el cortometraje Arenal (2014), y la composición y voz junto a Christian Basso de la canción “Flowers”, soundtrack de la película mexicana más taquillera de la historia, No se aceptan devoluciones (2013).

 

NEWSLETTER DANG DAI

Anuncio
Anuncio

DE ACÁ A LA CHINA

ENCUESTA

¿Qué le atrae más de China?